¡No importa el color escogido, lo importante es la técnica para que el degradado quede perfecto!